NOVEDADES / SEGURIDAD

Un perro y una nutria rescatados, la agenda atípica de un supervisor de Seguridad

Jorge Castillo recorre a diario la Ciudad brindando apoyo a todos los barrios y vecinos en temas de Seguridad. El domingo 4 protagonizó una situación inesperada.

Un perro y una nutria rescatados, la agenda atípica de un supervisor de Seguridad

Como parte de sus responsabilidades, Jorge tiene que corroborar a diario que todos los servicios de seguridad se estén brindando adecuadamente, que todos estén en sus puestos de barrios y puntos de acceso a Nordelta. “Es primordial que nuestra gente de Seguridad conozca los procedimientos y saber actuar, porque uno no puede estar en todos lados.” explica Jorge.

Además de su función como supervisor, Jorge también cumple un segundo rol en el equipo de Seguridad. “Desde que pasé por la Central de Monitoreo, AVN me apoyó para estudiar Análisis Forense. Sentía que tenía buen ojo para eso y que podía aportar aún más para la Seguridad de la Ciudad.”

Asimismo, otro aspecto fundamental de sus tareas son las recorridas a la Ciudad de punta a punta. “Tenemos que estar en conocimiento de todos los cambios que van surgiendo para poder dar respuesta. Así sea un alambrado que se cayó, un árbol que se cayó, un vehículo que se quedó detenido…o hasta un perro que se quedó atrapado.” Agrega Jorge.

La situación surgió el pasado domingo 4 de septiembre, uno de los días en que Jorge cumple su guardia fija como Supervisor, cuando un vecino se comunicó con la Central de Monitoreo avisando que escuchaba el llanto de un animal dentro de un desagüe lindante con la bicisenda entre la obra de la Clínica Swiss Medical y el barrio Los Puentes.

Al llegar al lugar, Jorge confirmo que se escuchaban llantos de animales y, con la ayuda de personal de Securitas y usando unos hierros de la obra, logró retirar la pesada tapa. “Cuando abrí, al principio no lo encontraba, hasta que de repente lo veo 3 metros para abajo, tratando de salir a flote” Comenta y sigue “Sin perder tiempo, con la ayuda de un arnés improvisado con alambre, logramos rescatar al perro”. Sin embargo, eso no fue todo, porque aparentemente dentro del desagüe también se encontraba una nutria, que presume que habría intentado escapar de ese y otro perro que había quedado fuera. Acto seguido, Jorge también usó el mismo sistema para rescatar al segundo animal.

“Si bien no me considero un fanático de las mascotas, sí tengo mucho respeto por la fauna. Y eso es algo que aprendí acá. Eso y el respeto por el otro, el frenar ante el peatón, etc. Son valores que uno incorpora en esta Ciudad.” Se sincera Jorge y sonríe con orgullo mientras toma su radio y se dispone a iniciar el recorrido de su turno.