NOVEDADES / SEGURIDAD

Se logra desbaratar un secuestro virtual

Un vecino de Portezuelo alertó a Seguridad de que lo amenazaban con la captura de su hijo. La gestión de los vigiladores evitó el pago rescate. Qué hacer en esos casos.

Se logra desbaratar un secuestro virtual

 

La gestión de Seguridad de la Ciudad con un vecino logró frustrar un secuestro virtual que el propietario estaba sufriendo y que hubiera terminado en la entrega de una importante suma de dinero.

Poco después de las 6 de la mañana del pasado jueves 8, un vecino de Portezuelo se detuvo en el acceso del barrio y pidió material para escribir. Así pudo pasar una nota al vigilador que estaba en la barrera señalando que estaba siendo víctima de un secuestro virtual, que decían haber capturado a uno de sus hijos. En estas situaciones, los delincuentes no permiten al damnificado, con amenazas, que corte la comunicación en ningún momento. De allí la necesidad de advertir la situación por escrito.

La Guardia reaccionó de manera rápida y, de acuerdo al Protocolo correspondiente, tomaron contacto con otro de los hijos del vecino. Este habló entonces con su hermano, supuestamente secuestrado, descartando el hecho, y luego se comunicó con su padre para advertirle del engaño. Así se logró evitar el pago del supuesto rescate.

Qué hay que tener en cuenta

Más allá de la satisfacción de que el vecino pudo evitar ser víctima de este delito, y el reconocimiento al personal de Seguridad que actuó con celeridad, cabe recordar las prevenciones para casos de intentos de secuestro virtual:

  • No suministres datos personales o familiares de ningún tipo. El delincuente podría utilizar la información para hacer creíble su engaño y lograr su cometido.
  • No permitas que se adueñe de la situación. Interrumpí su discurso con firmeza. Decí que vas a llamar a la guardia del barrio, al hospital o a la comisaría de inmediato y cortá la llamada para evitar continuar con el diálogo.
  • Tratá de ubicar a tus familiares lo más rápido posible. Si quien llame indicara que la persona se encuentra en una clínica o comisaría, pedí un número para corroborar su veracidad.
  • Tené en cuenta que nunca querrán cortar el llamado. El delincuente intentará que la comunicación telefónica nunca se corte para evitar que contactes al familiar. Es una clara señal de engaño.
  • Aportá un nombre falso. Si un desconocido pregunta el nombre de un familiar que estaría supuestamente accidentado, entregá un nombre incorrecto.
  • No aceptes llamadas con cobro revertido ni llamadas de unidades carcelarias.
  • Instruí a todas las personas que viven y trabajan en tu casa para que no brinden información relativa a tu vivienda, familia y actividades.
  • Establecé palabras claves que signifiquen peligro.

No siempre es posible llevar adelante todas estas recomendaciones, es cierto. Pero pueden resultar de ayuda. Y ante cualquier situación, no dudes en contactarte de inmediato con la guardia de tu barrio y/o con la Central de Monitoreo al 4871-0911 (10911 para Servicio Centrex).