NOVEDADES / MEDIO AMBIENTE

Nordelta incorpora el aceite de cocina usado (ACU) a sus líneas de reciclaje

Mediante un convenio con la empresa RBA Ambiental, la Ciudad dispuso nuevos contenedores y agregó otra línea de separación a su recolección de residuos.

Nordelta incorpora el aceite de cocina usado (ACU) a sus líneas de reciclaje

Con casi 45 mil habitantes, y aproximadamente otras 20 mil personas que ingresan a trabajar y visitar a diario, la separación de residuos en origen y una variada recolección diferenciada de materiales reciclables se vuelve fundamental para gestionar y reducir el impacto ambiental de la Ciudad.

Al respecto, Nordelta ya cuenta con circuitos de recolección diferenciada para sus residuos húmedos (orgánicos, no reciclables), residuos verdes para compostaje (trabajos de poda) y materiales reciclables (papel, cartón, plástico y algunos metales). Mediante un acuerdo con la empresa RBA Ambiental, la Ciudad incorporó una nueva línea de separación: el aceite de cocina usado, también conocido como “ACU” por sus siglas.

Los puntos de acopio y pasos a seguir

Durante la primera etapa de esta nueva línea de separación, la Ciudad cuenta con los siguientes puntos de acopio: Oficinas de AVN (abierto para todos los vecinos), Guardia de La Alameda, Guardia de Carpinchos, Guardia de Castaños y Guardia de Islas del Golf.

Para una correcta disposición, es importante seguir tres simples pasos. Primero, una vez que el aceite usado esté frio, acumular y guardar el ACU en una botella de plástico o bidón que tenga tapa. Esto es fundamental para evitar filtraciones y derrames que puedan contaminar y ensuciar otros elementos.

En segundo lugar, cuando la botella o bidón estén llena y cerrada, acércate al contenedor de ACU que está ubicado en la guardia de tu barrio, o al de las oficinas de AVN en Del Rincón 65 (frente al Urban Storage).

Por último, el aceite será retirado por RBA ambiental y luego es transformado en biodiesel.

La importancia de separar el ACU

Tan sólo 1 litro de aceite de cocina usado puede contaminar 1.000 litros de agua limpia. Si cada una de las 10.500 viviendas que tiene nuestra Ciudad se reciclara tan sólo ½ litro de ACU al mes, se evitarían contaminar unos 5.250.000 litros de agua. El equivalente a poco más de 2 piletas olímpicas.

Es importante destacar que se pueden reciclar todos los aceites utilizados para cocinar, pero no deben mezclarse con otros aceites minerales (de auto, de máquina, etc.) ya que contaminarían su ACU impidiendo su posterior reciclado.

RBA Ambiental, quien estará a cargo de su recolección y reciclaje, es una empresa debidamente habilitada, con más de 80 años de experiencia que realiza la correcta disposición del residuo, su traslado, almacenamiento y reciclado final en biodiesel.

Una Ciudad que gestiona sus residuos es una Ciudad sustentable.