NOVEDADES / SEGURIDAD

Mejoras en el acceso de calle Dellepiane

Es el ingreso para gran parte de los materiales de obra de la Ciudad. Allí funciona una de las balanzas que controlan el peso que llevan los camiones.

 



Mejoras en el acceso de calle Dellepiane

La calle Dellepiane es el principal acceso de carga de la Ciudad. Por allí entran los materiales para la mayor parte de las obras que se realizan en Nordelta. En el último mes comenzó una serie de obras para mejorar ese espacio, que impacta sobre el barrio Sendero, así como en áreas vecinas a la Ciudad.

Uno de los problemas más frecuentes en el lugar era la presencia de algunos camioneros que realizaban descarga de material al costado de la calle, para luego ingresar con vehículos de menor peso a la Ciudad. Ese trasbordo de mercadería era fuera de la Ciudad, pero generaba ruidos, molestias y restos de la carga desparramados en la zona que impactaban sobre los vecinos de Sendero y los barrios externos linderos, como Altamira del Lago. Para evitarlo, se instaló un sistema de bolardos, separadores de tráfico, que impiden la circulación fuera de la traza. Y, por sobre todo, se reforzó la vigilancia del área, poniendo énfasis en la circulación.

Esa vigilancia se focalizó especialmente en las horas nocturnas, que es cuando más se verificaban esos trasbordos. La puerta de la calle Dellepiane está abierta desde las 7:30 hasta las 17 horas, aunque el horario puede estirarse puntualmente en alguna ocasión por alguna emergencia. De esta manera, durante el horario en que el acceso está clausurado se puso mayor seguridad en el área de la calle.

La traza de Dellepiane afectada es la que va desde la ruta 27 hasta el acceso a Nordelta. Son unos 500 metros de largo. De ese total, una tercera parte tiene el asfalto en malas condiciones. Por esa razón, se está avanzando en la contratación de mejoras en esa parte de la calzada. En un programa en etapas se reemplazará el asfalto deteriorado por hormigón, para darle mayor resistencia. Además, ya se avanzó con mejoras en la señalización vial. Se busca también reducir la velocidad de circulación.


El movimiento de camiones en la zona es mayor porque en ese acceso está la principal balanza de carga de la Ciudad, por la que deben pasar todos los vehículos de carga para evitar excesos de peso que puedan dañar las calles locales. Desde comienzos de la pandemia, Dellepiane había pasado a ser además la única balanza en operaciones, pero ahora ya se reabrieron las de Puerto Escondido y la de Los Alisos / Los Lagos, lo que facilita la operación de las obras en esas áreas y descomprime el tránsito.