NOVEDADES / SEGURIDAD

Los accesos de Nordelta: pasa un vehículo por segundo

Son los resultados del último estudio de tráfico realizado en la Ciudad. Cada día, son 86.160 autos, camiones y buses que ingresan o salen de Nordelta.

Los accesos de Nordelta: pasa un vehículo por segundo

Cada segundo, un vehículo entra o sale de Nordelta. En promedio, son 3.590 vehículos por hora. Es un total de 86.160 autos, camiones y buses que diariamente cruzan los accesos de la Ciudad.

El acceso con más tráfico es el Norte, con un promedio por hora de 1.260 vehículos. Lo sigue el Sur, con 1.058 y luego Nordelta Río (592), Benavídez (396), San Lucas (354) y Dellepiane (102).

Esos datos son promedios durante el día, claro. En horas pico, por Acceso Norte pueden ingresar 2.850 vehículos por hora, y por el sur, 2.644.

Estadísticas y radares

Los datos surgen de un relevamiento hecho con radares entre octubre y noviembre de 2022.

En 2018 se había hecho un estudio similar, en las mismas semanas del año. Si se compara con los datos recolectados en ese momento, se puede observar un crecimiento del 39% en el tráfico de Acceso Norte, mientras que el de Acceso Sur se mantuvo estable, con apenas una variación de 0.3%. El tráfico en San Lucas creció un 26%, lo que explica la necesidad de las obras de ampliación que están en marcha en este momento, para poder pasar de 2 a 4 carriles esa vía de ingreso y salida.

El crecimiento de tráfico en los Accesos fue la razón de varias obras realizadas en el último año: ampliación de Acceso Norte con un carril más para ingreso y otro adicional para egreso; recambio de las barreras por otras de apertura más rápida, instalación de tótems para la lectura digital de documentos, entre otras.

Números que crecen

Si se considera el total del tráfico interno de la Ciudad, entre 2018 y 2022 hubo un crecimiento del 9%. Dentro de Nordelta, el punto de mayor circulación vehicular es la rotonda de Los Castores / Los Alisos.

El estudio fue hecho por la consultora especializada IRV. Se seleccionaron 24 puntos, donde se colocaron radares que analizan cada uno de los carriles de la calle. Esta es una tecnología mucho más precisa que la usada antiguamente, que eran cables detectores que se cruzaban sobre la cinta asfáltica. Los conteos se realizaron durante 7 días seguidos, las 24 horas, en cada uno de los puntos preseleccionados. La metodología permite además discriminar entre motos/bicicletas, autos/utilitarios, Colectivos/camiones livianos; y buses de larga distancia/camiones pesados.