NOVEDADES / SEGURIDAD

La Central de Monitoreo, el corazón de la Ciudad

El nuevo edificio que se está levantando en el Acceso Sur implica cambios en la seguridad de Nordelta. Habrá más tecnología, más capacitación, más controles.



La Central de Monitoreo, el corazón de la Ciudad

Luego del freno obligado por la pandemia, hoy la obra del edificio de la Central de Monitoreo, en la entrada sur de Nordelta, avanza con velocidad. Y podrá ser inaugurada en la segunda mitad de este año. Implicará un cambio en la seguridad de la ciudad, un centro de control desde donde se haga el seguimiento de la vigilancia, cámaras, radares, pero también de las emergencias, el tráfico, las ambulancias, los cortes de servicios nordelteños.

Con un diseño moderno, de líneas rectas, el edificio de la Central de Monitoreo parece estar mirando a quienes ingresan a la ciudad. Hoy se está haciendo la obra civil, y luego vendrá el equipamiento. “Será un punto de inflexión”, dice Esteban Sigón, gerente de Seguridad de AVN.

La Central será como el corazón de la ciudad, donde se palpite segundo a segundo lo que pasa en todo Nordelta. Allí se hará un monitoreo, un seguimiento, de todas las cámaras instaladas, de los radares. Pero también se atenderán llamadas por las emergencias, necesidades médicas, servicios.

Hoy todo eso se recibe en la actual Central de Monitoreo, que está en un edificio a metros del Acceso Benavídez. Pero en el nuevo emplazamiento se potenciará la gestión, con mucha más tecnología. Pero además con más especialización de las funciones. Hoy el personal está haciendo capacitaciones sobre el monitoreo del tráfico y de los perímetros, que son funciones muy distintas. También sobre la atención telefónica de las emergencias (allí se atienden los llamados al 10911), por caso.

La tecnología que se está incorporando en la Ciudad en este año, que incluye entre otros puntos el rediseño de algunos perímetros, la optimización en el mantenimiento de la infraestructura, la integración de todos los recursos en una sola plataforma, se concretarán en la nueva Central de Monitoreo. Allí confluirán las mejoras que se están implementando, allí será el centro donde todo confluya.

“En la Central de Monitoreo estará el Centro de Mando desde donde se dirigirá todo el esquema de seguridad de la ciudad, incluyendo desde radares a cámaras, de supervisores de seguridad física al control de riesgos de intrusión, pasando por los móviles que circulan permanentemente por todo Nordelta y los vigiladores que están en cada punto fijo”, añade Sigón.

Hoy todas esas tareas se realizan, por cierto. Pero en la nueva infraestructura, en la que confluirán las tecnologías que se están desplegando y los procedimientos que se están implementando, todo se potenciará.

Un ejemplo: hoy se están desarrollando indicadores que, al parametrizarlos, permitirán advertir la posibilidad de eventos, el riesgo de que algo suceda. “Eso permitirá pasar de sólo acciones posteriores a una situación a trabajar en la seguridad preventiva”, señala Sigón.

La Central de Monitoreo es un edificio. Hormigón y cristal. Pero también es más que eso. Es un nuevo paso en la mejora continua de la seguridad de Nordelta.