NOVEDADES / RECURSOS HUMANOS

En primera persona: la cuadrilla de mantenimiento

Raúl Saucedo está a cargo de la cuadrilla de mantenimiento de AVN. Junto a un equipo de nueve colaboradores brinda toda clase de reparaciones y tareas de puesta en valor.



Raúl Saucedo trabaja en la Gerencia de Operaciones de AVN desde hace trece años: colabora con todas las tareas de mantenimiento que no implican intervención eléctrica, tanto en los espacios comunes como dentro de los barrios. Fuera de su horario laboral desarrolla su vocación como bombero voluntario del cuartel de Benavídez.

Raúl lidera una cuadrilla integrada por nueve colaboradores. Su equipo se encarga de llevar a cabo un sinfín de tareas: desde el mantenimiento de la cartelería vial, la demarcación de las sendas, hasta la pintura de las 27 paradas de transporte que hay distribuidas en la ciudad. A ello se agrega la provisión de insumos a todos los barrios (como los cestos de residuos) y una guardia pasiva las 24 horas para atender cualquier emergencia que involucre a la infraestructura de Nordelta.

¨Yo soy un empleado más, pero con una responsabilidad especial -cuenta Raúl-. Mi trabajo consiste en brindar soporte a toda la ciudad en tareas de mantenimiento para que toda la infraestructura esté en óptimas condiciones. Y, por otra parte, estar atento a cualquier llamado que pueda recibir, sea la hora que sea, para que la cuadrilla esté presente y brinde servicio ante una contingencia¨.

“El mantenimiento -continúa- abarca las más diversas tareas. Desde la pintura de los cercos, las columnas de alumbrado, los carteles viales, como así también la demarcación de todas las sendas. Y es nuestra responsabilidad también el control de los extintores de incendio y la provisión de insumos a todos los barrios de la ciudad, además de cualquier arreglo que requiera la infraestructura”.

Por otro lado, Raúl destaca su vocación como bombero voluntario, la cual desarrolla desde hace más de 20 años en el cuartel de bomberos de Benavídez. Si bien su tarea dentro de AVN no se vincula con esa tarea, sostiene que ¨en buena medida mi vocación de servicio tiene mucho que ver con lo que aprendí como bombero¨.

¨Amo mi trabajo, me gusta hacerlo¨, dice nuestro responsable de la cuadrilla de mantenimiento.

El trabajo de Raúl y todo su equipo es de suma importancia para que todos los nordelteños puedan disfrutar la ciudad de un modo seguro.