NOVEDADES / MEDIO AMBIENTE

El jardín de mariposas del St. Luke’s ya está florecido y recibiendo polinizadores

Es el primero en su tipo en toda la Ciudad. Un espacio único de plantas nativas para aprender sobre biodiversidad y desarrollo sustentable en Nordelta.

 

El jardín de mariposas del St. Luke’s ya está florecido y recibiendo polinizadores

A menos de un día de terminar las clases los alumnos de 4to grado del Colegio St. Luke’s realizaron algunas tareas de mantenimiento en el jardín de mariposas que ellos mismos plantaron en octubre. A cargo de Nicolás Lanús, Lic. en Gerenciamiento Ambiental y representante del equipo de Medio Ambiente de AVN, la actividad consistió en una charla a modo de cierre del proyecto, y un poco de poda y desmalezamiento.

El inicio del proyecto y su proceso

Con el momento álgido de la primavera y el mantenimiento y dedicación de los alumnos del St. Luke’s, el primer jardín de mariposas de la Ciudad se encuentra en su mejor momento. Lleno de flores, brotes y de un color verde radiante, ya se pueden ver varias orugas entre las hojas y algunas mariposas que vienen a visitar en las horas más tranquilas de la actividad escolar.

El jardín se plantó los primeros días de octubre como parte de un proyecto de los alumnos de 4to grado sobre seres vivos y biodiversidad. Las plantas que los alumnos cuidadosamente prepararon, plantaron y regaron, fueron específicamente seleccionadas por ser aquellas que sirven para completar el ciclo biológico de las mariposas, donde pueden depositar sus huevos y se alimentan sus orugas.  Esto es especialmente importante por el rol que cumplen las mariposas como polinizadores. Es decir, como principales responsables de la reproducción de casi todas las especies de plantas.

Durante estos más de 2 meses, los alumnos cuidaron de las Verbena, Pavonia hastata, Malva rosa, Salvia celeste, Salvia morada, Ingá, Vara dorada, Mariposera, Tasi y Pasionaria. Periódicamente se ocupaban de regarlas, desmalezarlas y también de remover la tierra para acompañar el crecimiento de las plantas y el Ingá, el único árbol del jardín, que atrae nada menos que a la “mariposa bandera argentina”.

Aprendizajes

En la charla de cierre Nicolás Lanús tuvo oportunidad de conversar con los chicos y chicas sobre los principales aprendizajes que obtuvieron durante este tiempo. Como siempre los alumnos del St. Luke’s se mostraron muy abiertos y participativos.

Según comentaron, parte de lo estuvieron aprendiendo dentro del aula fue conocer en detalle el ciclo de la mariposa y sus diferentes etapas para entender así sus necesidades y su importancia como polinizador. Además, en sus visitas regulares al jardín, los chicos y chicas aprendieron a reconocer las especies que hay en el jardín en otros lugares fuera del colegio, como ser sus casas o espacios verdes en sus barrios.

También compartieron su entusiasmo y diversión por trabajar la tierra, algunos mencionaron que le perdieron el miedo a embarrarse y que por el contrario disfrutaron mucho esa dinámica. Al respecto, los chicos y chicas recordaron la importancia de mantener el jardín durante estos días de mucho calor y que estaban atentos a regar en los momentos del día que se les indicó para evitar que la tierra estuviera seca.

Para ver las imágenes de la actividad, te dejamos acá el link a nuestras redes.

Una Ciudad responsable con el medio ambiente, es una Ciudad con futuro.