NOVEDADES / OPERACIONES

Cruce peatonal en Puerto Escondido

Une la plaza externa del barrio con el paseo ribereño. Funciona a la vez como un control a excesos de velocidad.

Cruce peatonal en Puerto Escondido

En Puerto Escondido se está construyendo un cruce peatonal que conecta la plaza abierta con el paseo ribereño. El cruce tiene como segundo objetivo la reducción de velocidad en un área donde los vecinos reclaman por excesos.

La plaza de Puerto Escondido está frente al barrio, sobre la Avenida de la Rivera. Tiene bancos, jardines, una fuente, y está rodeada de bares y restaurantes, lo que la convierte en un espacio de recreación y descanso ideal para los días de verano. Se suma en la zona una pista de skate.

La primera parte de la obra fue hacer una escalinata y una rampa para personas con problemas de movilidad, que unen la plaza con el nivel del boulevard.

Ahora se está trabajando sobre el cruce elevado sobre la Avenida del Puerto. Se está haciendo por tramos, para no dificultar la circulación de vehículos.

El cruce será sobreelevado, para dar más seguridad a los peatones, ya que se destacará más sobre la calle. Pero a la vez funcionará como un control de velocidad para los autos que exceden los límites permitidos en ese tramo.

La obra está a cargo de Nordelta SA. El último paso será abrir un portón entre la plaza y el propio barrio de Puerto Escondido, que a esa altura tiene, en su interior, un espacio verde. Eso permitirá a los vecinos un acceso peatonal que conecte en forma directa el interior del barrio con el área de esparcimiento y el boulevard ribereño.